top of page

¿Cómo fomentar la autonomiía en los niños y enseñarles habilidades para la vida?

Actualizado: 11 nov 2023

En la edad de Piedra y en la época medieval, era esencial que los niños aprendieran habilidades que les permitiera ser autónomos y capaces de enfrentar los desafíos que la vida les presentaba. No había otra. Ahora ya no hay tigres de sable ni peste negra. En la época actual tenemos otros retos, sin embargo las personas cuidadoras deberían tener como objetivo guiar y educar a los niños para permitirles desarrollar ciertas habilidades que les sean útiles a lo largo de su vida. ¿Y cómo se hace eso? Aquí hay algunas ideas, seguramente tu tengas alguna más. Dicho esto leélas atentamente e inspírate. Como diría un sevillano haciendo en Camino de Santiago: ¡salud y buen camino!



Fomenta la toma de decisiones

Una de las maneras más efectivas de enseñar a los niños a ser autónomos e independientes es fomentar la toma de decisiones. Preparar el terreno y darles la oportunidad de tomar decisiones por sí mismos, aprenden a ser responsables de sus elecciones y a desarrollar su autoconfianza. Puedes comenzar ofreciendo a tus hijos opciones simples como qué ropa usar o qué juegos jugar. Con el tiempo, puedes aumentar gradualmente la complejidad de las decisiones que les permites tomar.

Enséñales a hacer tareas domésticas

Otra forma en que puedes fomentar la independencia en los niños es enseñándoles a hacer tareas domésticas. A medida que los niños aprenden a cocinar, limpiar y hacer otras tareas en el hogar, se vuelven más capaces de cuidar de sí mismos y de sus hogares en el futuro. Es importante que les enseñes a hacer estas tareas de manera segura y que les proporciones la supervisión necesaria en el proceso. ¿Hacemos un pastel juntos?


Permite que asuman responsabilidades

Una que me gusta mucho es esta. Permite que asuman responsabilidades. Esto puede incluir cosas como hacer sus propias camas, cuidar a sus mascotas, o ser responsables de sus propias pertenencias. Al asumir estas responsabilidades, los niños aprenden a ser responsables y a valorar el cuidado de sus propias cosas. También es necesario poner consecuencias naturales, es decir, si pierden la pelota y se la dejan en el parque por falta de responsabilidad (con cierta edad, claro) ya no hay pelota. Y hay que idear y trazar un plan para ver qué se puede hacer para ver cómo conseguimos otra.

Anima la resolución de problemas

Relacionada con la anterior y con el ejemplo de la pelota. No le compres al día siguiente tres más. Vamos a resolver el problema con creatividad, si se les involucra, aprenden más. La resolución de problemas es una habilidad importante que les permitirá a los niños ser independientes en el futuro. Está comprobado que cuando los niños resuelven problemas por sí mismos, aprenden a ser creativos y a encontrar soluciones innovadoras. ¡Y quizá te sorprendan!


Enséñales a administrar su tiempo

Nos quedan 10 minutos. En 1 hora te vengo a buscar. Salimos ya, ¡eh!. Hablamos todo el rato de tiempo y quizá no han entendido que significa. Enseñar a los niños a administrar su tiempo es esencial para fomentar la independencia. Puedes enseñarles a hacer un horario y a planificar su día de acuerdo a sus necesidades y responsabilidades. Al aprender a administrar su tiempo, los niños pueden ser más eficientes y autónomos en su vida diaria.

Anima la exploración y el aprendizaje

Ya de por sí son curiosos, pero a medida de crecen la van perdiendo, si no mira al conductor de buses o al político de turno. Fomentar la curiosidad y la exploración en los niños es otra forma de fomentar la independencia. Al animarlos a aprender cosas nuevas, a descubrir nuevos lugares y a probar cosas diferentes, les estás permitiendo desarrollar su creatividad (ver herramienta) y su capacidad para tomar decisiones por sí mismos.


Proporciona oportunidades para la socialización

Las pantallas no ayudan. Eso ya lo sabes, no hay que demonizarlas pero los niños tienen que jugar con otros niños. La socialización es otra habilidad importante que les permitirá a los niños ser independientes. Proporcionar oportunidades para la socialización les permite interactuar con otros niños y aprender a trabajar en equipo. Además, les permite desarrollar habilidades sociales que les serán útiles en su vida adulta. Ejemplo: ir al parque, jugar a fútbol, boy-scout, equipo de patinaje o salida a la montaña...




Involúcralos en la toma de decisiones familiares

Está va un poco más allá. Y si el viernes noche tienes cita contigo mismo y te vas al cine, pueden ayudarte a escoger la ropa que te vas a poner: ¿azul turquesa o amarillo limón? Involucrar a los niños en la toma de decisiones familiares les permite sentirse valorados y parte del proceso. Puedes pedirles su opinión sobre cuestiones familiares importantes como dónde ir de vacaciones o qué actividades hacer juntos. Esto les permite desarrollar su capacidad de tomar decisiones y a sentirse parte de la familia (ver herramienta, aquí).

(Estás son solo algunas, si se te ocurre otras escríbelas en los comentarios). En resumen, fomentar la autonomía e independencia en los niños es esencial para su crecimiento y desarrollo. Al enseñarles habilidades para la vida les estás brindando herramientas valiosas que les permitirán ser autónomos y confiados en su vida diaria. Como personas cuidadoras, nuestra labor es guiarlos y apoyarlos en su proceso de aprendizaje, permitiéndoles experimentar y descubrir su propio camino hacia la independencia. Al hacerlo, les estamos brindando una valiosa contribución a su futuro éxito y felicidad. ¡Chin-pun!



Feliz día Iván Martínez *** Escribo cada día un aprendizaje para madres y padres con hijos. Día que no estás dentro, aprendizaje y reflexión que te pierdes. *Suscríbete a la Japiletter


コメント


bottom of page