top of page

Cómo criar niños felices

Actualizado: 18 dic 2022


Educar a los niños puede ser una tarea abrumadora. Parece que cada día hay algo nuevo de lo que preocuparse y la tarea de madre o padre no cesa nunca: desde qué marca de pañales uso, hasta la elección de la mejor universidad.

Y todo eso son ni más ni menos que un resumen de 18 años. Con sus meses, semanas y días. Sin embargo, una de las cosas más importantes que puedes hacer por tus hijos es criarlos para que sean felices. En contra de la creencia popular, esto no es tan difícil como parece. Aquí tienes algunos consejos para que tus hijos crezcan con una sonrisa en la cara.


1. Enséñales la importancia de la gratitud.


Una forma de ayudar a inculcar el sentido de la gratitud en tus hijos es ser tú mismo un modelo, simple: sé agradecido . Cuando expresas gratitud por cosas como una buena comida, un paseo en un día soleado o una tarde con sus abuelos tus hijos empezarán a entender que el agradecimiento es una parte importante de la vida.


Además, intenta evitar dar a tus hijos todo lo que quieran. Si están acostumbrados a recibir todo lo que piden, puede que no aprecien todo lo que tienen. En cambio, enséñales a agradecer lo que tienen, aunque no sea exactamente lo que querían. Con un pequeño esfuerzo, puedes ayudar a tus hijos a aprender el valor de la gratitud y sentar las bases de una vida más feliz.


Aquí tienes una idea que te puede ayudar para llevar a cabo hoy mismo.



2. Ayúdales a desarrollar un fuerte sentido de la identidad.

Cuando se trata de criar a niños felices y bien adaptados, una de las cosas más importantes que puedes hacer es ayudarles a desarrollar un fuerte sentido de la identidad. Esto significa inculcarles el sentido de quiénes son, de dónde vienen y cuál es su lugar en el mundo. Les ayuda a sentirse cómodos en su propia piel y a estar orgullosos de lo que son. Además, les proporciona una base sólida sobre la que construir su futuro.


Hay muchas maneras de ayudar a tus hijos a desarrollar un fuerte sentido de la identidad, pero una de las más importantes es la crianza feliz. Cuando tú eres feliz y te sientes realizado en con el papel de padre/ madre , tus hijos lo perciben y eso les ayuda a sentirse felices y seguros de sí mismos. Así que si quieres dar a tus hijos el mejor comienzo posible en la vida, asegúrate de que te centras en ayudarles a desarrollar un fuerte sentido de la identidad.





3. Anima a tu hijo a ser él mismo y no dejarse influenciar por los demás.


Puede ser difícil para los niños resistirse a la presión de ajustarse a lo que hacen sus compañeros. Tanto si se trata de la última tendencia de moda como del baile que lo está petando en de Tik Tok, los niños suelen sentir que tienen que encajar. Pero es importante que las personas cuidadoras animen a sus hijos a ser ellos mismos y a no dejarse influir por los demás.


Ser fiel a uno mismo es una valiosa lección que le servirá a tus hijos durante toda su vida. Cuando aprendan a aceptar sus propias cualidades, tendrán más confianza en sí mismos y podrán soportar mejor la presión de sus compañeros. También será más probable que desarrollen relaciones sólidas basadas en el respeto y la comprensión mutuos. Así que no tengas miedo de animar a tus hijos a marchar al ritmo de su propio tambor. Es una valiosa lección que le acompañará durante mucho tiempo después de haber dejado atrás el patio de recreo.


Recuerda: han venido a brillar.



4. Déjales explorar sus intereses y pasiones.


Como cualquier madre sabe, criar a niños felices y con éxito no es tarea fácil. Con tantas actividades y oportunidades disponibles, puede ser difícil saber qué es lo mejor para tu hijo. Sin embargo, los expertos coinciden en que una de las mejores cosas que puedes hacer es dejar que exploren sus propios intereses y pasiones.


Al perseguir sus pasiones, los niños aprenden habilidades esenciales para la vida como la persistencia, el valor y la resiliencia. También desarrollan un mayor sentido de autoconciencia y empatía que son esenciales para el éxito en todos los ámbitos de la vida. Así que no tengas miedo de dejar que tu hijo explore aquello que le interese. Puede que sea lo mejor que hagas por ellos.





5. Enséñeles a afrontar los contratiempos y los fracasos.

Enseñar a los niños a afrontar los reveses y los fracasos es una parte importante de la crianza. Nadie pasa por la vida sin experimentar algún nivel de decepción y frustración, y es importante que los niños aprendan a lidiar con estas emociones negativas de forma saludable.


Una de las mejores maneras de hacer lo es predicar con el ejemplo. Si tú eres capaz de manejar los contratiempos y los fracasos de forma positiva y resiliente, tus hijos serán más propensos a hacer lo mismo. Además, es importante mantener conversaciones sinceras con tus hijos sobre cómo afrontar situaciones difíciles. Si les enseñas a afrontar los contratiempos y los fracasos, les ayudarás a ser personas más resistentes y exitosas.



6. Acuérdate de que te están observando, sé un buen ejemplo.


Una de las mejores maneras de fomentar un comportamiento positivo en los demás es dar y ser buen ejemplo. Cuando la gente te ve comportarte de forma positiva y respetuosa, es más probable que sigan tu ejemplo. Por supuesto, esto no siempre es fácil. Puede ser difícil mantener la calma y la educación cuando te sientes frustrado o enfadado. Pero si puedes mantenerte positivo y respetuoso incluso en situaciones difíciles, darás un buen ejemplo a los que te rodean.


Recuerda que tu ejemplo puede tener un gran impacto en el comportamiento de los demás, especialmente en el de tus hijos. Así que la próxima vez que tengas la tentación de perder los nervios, lanzar una zapatilla o pegar un grito delante de tus hijos respira hondo y date la oportunidad de calmarte. Si das un ejemplo positivo, puede que ayudes a hacer del mundo un lugar mejor.






Tanto si se es padre como si no, no cabe duda de que criar hijos felices y con éxito es uno de los retos más importantes de la vida. Hay muchas estrategias y técnicas diferentes que pueden ayudarnos a conseguir este objetivo, más arriba solo se han menciona algunas. En definitiva, al final del día, no hay nada que pueda sustituir la mayor fuerza del mundo: para el amor.



*Y por último:

Kommentare


bottom of page